Superfoods

Superfoods

Legumbres, quinoa y espirulina

La palabra “superfoods” o “superalimentos” son términos actualmente muy utilizados en marketing de la industria alimentaria. Sin embargo, este término puede ser mal utilizado atribuyendo características especiales o curativas a alimentos procesados cuando no lo son. Es importante conocer cuáles son realmente estos “superalimentos” su definición y que beneficios aportan a la salud.

La definición de “superalimentos” ha sufrido algunas modificaciones a través de los años y se los identifica como “alimentos ricos en nutrientes considerados por tener beneficios especiales para la salud y el bienestar”. La FAO y la OMS han certificado a la espirulina, la quinoa y las legumbres dentro de la categoría que encabezan la lista de “superalimentos”.

espirulina
· La espirulina es un alga que contiene una gran variedad de elementos nutritivos: Vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y proteínas. Además, la espirulina es un potente antioxidante ya que contiene beta-caroteno, hierro y vitamina E, B12, calcio, fósforo y magnesio. Es eficaz en casos de anemia y agotamiento. Ayuda a recuperar la energía y estado físico, por eso es recomendada en atletas. Es un potente regenerador de la flora intestinal. La puedes incluir en tu dieta diaria de muchas maneras: en cápsulas de origen puro o directamente mezclada con los alimentos. Añadirla al guacamole o hummus, en ensaladas o al cocinar pan o galletas o junto con los populares batidos verdes o detox.


· Las legumbres como las lentejas y frejoles son ricas en proteínas y minerales siendo además su costo muy económico. La ONU ha declarado el 2016 como el “Año Internacional de las Legumbres”. Las lentejas, garbanzos, arvejas, etc. son ricas en fibra y proteínas de origen vegetal. Además, contienen minerales como el hierro no-hem, magnesio, potasio, fósforo y zinc; y vitaminas del grupo B; tiamina, riboflavina, niacina, B6 y ácido fólico. Otro beneficio importante de las legumbres es que tienen un bajo contenido de grasa y no aportan colesterol o grasas saturadas. Las personas que no las pueden consumir por tener dificultades en la digestión las pueden licuar o preparar tipo puré.


· La quinoa representa para el organismo un elevado aporte de proteínas. Hasta el 23% representa la concentración de este nutriente, superando los índices de otros alimentos que también son ricos en proteínas vegetales como es el caso del trigo. De igual manera la quinoa es rica en minerales, especialmente el hierro, un factor que convierte a este alimento en un componente fundamental en las dietas de tipo vegetariano y vegano siendo capaz de reforzar el plasma sanguíneo. Además, la quinoa aporta carbohidratos complejos, fósforo, calcio, magnesio, potasio y una importante cantidad de vitaminas, como la C, E, B1, B2, B3 y el ácido fólico.

Los que ahora llamamos “superalimentos” se han utilizado desde muchos años atrás. Muchas culturas ancestrales de todo el mundo, como la Maya, Azteca, Inca, entre otras, los han utilizado como sus principales fuentes alimenticias. Por eso es importante reconocer el origen y beneficios de los considerados actualmente “superalimentos” para incluirlos en nuestra dieta diaria y así completar los nutrientes necesarios que nuestro organismo requiere.

Escrito por:
Haydeé Córdova M.
Máster Internacional en Nutrición y Dietética

1 Comment

  • kaymara Posted 20 Julio, 2016 4:26 am

    hola, gracias por la información

Agregar comentario

La dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.